sábado, enero 30, 2010

Comunismo y totalitarismos.

Mundo Obrero enero de 2010
De mes en mes

La derecha mediática se ha hecho eco de la noticia de que la Real Academia de la Lengua (RAE) esta estudiando la definición del termino comunismo, para darle una nueva que lo caracterice como totalitario. Desde el PCE se calificó esta intención como sin sentido y anacrónica además de un intento de reescribir la historia de España. Días después, de conocerse la noticia, se realizó un acto de bienvenida en Majadahonda a Marcelino Camacho, histórico dirigente comunista y luchador por los derechos de los trabajadores, por la democracia y las libertades en este país. ¿Alguien puede decir que el ideal y la trayectoria de Marcelino y la de tantos hombres y mujeres que como él dieron su vida por la libertad, es totalitaria?

La respuesta a esta iniciativa, de un organismo pretérito y compuesto por miembros de los que algunos de ellos tiene un pasado franquista, no se ha hecho esperar y José Luis Centella Secretario General del PCE ha enviado una carta al presidente de la RAE, para ver lo que tiene de cierto la noticia difundida y en su caso realizar las acciones oportunas, así el PCE ha manifestación su intención de movilizar al máximo a su organización y simpatizantes, para evitar tamaño desatino.

No es nueva la estrategia de reescribir la historia a medida de los vencedores de la guerra civil, para justificar frente a la sociedad actual y generaciones futuras las aberraciones y asesinatos producidos por el franquismo, en ello están inmersos varios medios de la derecha mediática y de la iglesia que vuelve por sus fueros a apoyar a una ideología totalitaria, déspota y asesina. Que la derecha económica necesita demonizar a todo lo que huela a alternativa y resistencia a este capitalismo salvaje y de rostro amable, se comprende, le van las plusvalías y los benéficos rápidos y fáciles a costa de lo que sea: derechos de los trabajadores, fraude fiscal, cierres fraudulentos y hasta engordar las cuentas de resultados con el dinero de todos através de un estado en el que dicen no creer en pos de mercado ¿libre?, pero que la iglesia que dice predicar y trabajar para los indefensos vuelva a las andadas no se comprende, al menos por los creyentes que tienen buen corazón.

Pero frente a los rancios de la RAE y a los reaccionarios de la derecha mediática, me quedo con Marcelino Camacho, con Marcos Ana, con Armando López Salinas y con el recuerdo de tantos otros que siendo comunistas supieron y saben que a pesar de errores y de modelos, el comunismo es el camino de la liberación de los pueblos y eso lo saben también los liberales y los neoliberales y por ello atacan a quien puede poner en riesgo su inmensa mentira.

Pero esto no es solo en España, en Europa hay intentos de ilegalización de partidos comunista y toda una propaganda anticomunista de marcado carácter fascista, en America Latina cualquier atisbo de gobierno de izquierdas sufre intentos y golpes de estado con peregrinos argumentos y que son apoyados por ese “adalid” de la democracia que es EEUU, país anticomunista donde los haya. Y esta campaña anticomunista la encabezan quienes bajo la defensa de una democracia liberal, que no cuestiona el capitalismo si no que garantiza su supervivencia, en la que no todos participan de los derechos y deberes en igualdad, en las que se ilegalizan ideas y partidos, en las que las reglas del juego están trucadas, en las que el ejercito juega como arbitro a favor de las elites y oligarquías, en las que se callan las bocas de los incómodos, etc.

Cabe recordar el poema de Bertolt Brecht:

Primero se llevaron a los comunistas
pero a mí no me importó
porque yo no era.
En seguida se llevaron a unos obreros
pero a mí no me importó
porque yo tampoco era.
Después detuvieron a los sindicalistas
pero a mí no me importó
porque yo no soy sindicalista.
Luego apresaron a unos curas
pero como yo no soy religioso
tampoco me importó.
Ahora me llevan a mí
pero ya es tarde."

Por eso hoy la pregunta es ¿que harán los creadores de opinión progresistas, socialdemócratas y demócratas en general ante esta nueva iniciativa? Los y las comunistas estamos dispuesto a luchar contra esta nueva ignominia.

1 comentario:

Carlitos Buenaventura dijo...

Por eso, camarada, somos comunistas.