martes, marzo 14, 2017

Este 8M, paramos todas, por todos nuestros derechos

De mes en mes/marzo 2017
Mundo Obrero

Este 8 de marzo se ha realizado una convocatoria excepcional con un Paro Internacional de Mujeres. Un movimiento que nace en Argentina contra la violencia machista y que prosigue en Polonia por el derecho al aborto, las libertades y contra las políticas retrogradas del gobierno, que tuvo su continuación en las manifestaciones de mujeres contra las actitudes políticas machistas de Trump. 

Hace cien años que la Revolución Socialista de octubre aboliera las leyes que situaban a la mujer en una relación de desigualdad con el hombre, se decretara el derecho al divorcio, el derecho al aborto legal y gratuito en los hospitales del Estado. La prostitución y su uso fueron descritos como “un crimen contra los vínculos de camaradería y solidaridad“ y el Gobierno Soviético trató de atacar las causas de la prostitución, mejorando las condiciones de vida y trabajo de las mujeres, tal y como dice el manifiesto del PCE. Así mismo, consideramos que todavía existen algunos elementos principales de la revolución del 1917 que hoy siguen siendo necesarios como son el empoderamiento de las mujeres, la igualdad en derechos sociales y laborales y la abolición de la prostitución.

Por ello, con la huelga de trabajadoras, a la que dan cobertura los sindicatos, el PCE impulsa una acción (apoyada por mayoría en el Comité Federal) que pretende visibilizar el trabajo reproductivo, aquel que no está remunerado mediante un salario. Con esta iniciativa se pretende visibilizar el trabajo de la mujer que permanece oculto. 

Con la acción simbólica de “colgar el delantal”, desde el PCE se pretende concienciar y visibilizar un trabajo que asumen la mayoría de mujeres. La dedicación femenina al trabajo de la reproducción es el resultado de la construcción social conservadora de las diferencias de género orientadas fundamentalmente hacia el trabajo de la reproducción. Colgar el delantal implica una acción de rebeldía y de lucha, se trata de empoderar a la mayoría de mujeres que asumen la carga de este trabajo sin cuestionarlo, e incluso sin valorarlo tal como merece un trabajo que es esencial para el funcionamiento de la sociedad, como se informa desde la Secretaría de la Mujer del PCE.

En las reivindicaciones de este 8 Marzo se incluyen el reparto del trabajo tanto productivo como reproductivo, que los gobiernos asuman la responsabilidad que les corresponde y que es contraria a las políticas de recortes en lo público, así como la especial atención de las personas dependientes. Pedimos que se eduque para la igualdad, desde la educación formal y no formal, censurando aquellos juguetes, cuentos infantiles y series televisivas que desde edades muy tempranas van segregando y dirigiendo por sexos su futura dedicación a la actividad productiva y reproductiva. Y luchar contra la violencia machista. De la misma forma, consideramos primordial el papel de los medios de comunicación para conseguir una educación en igualdad.

Para ello desde el Partido nos hemos implicado en la exigencia de políticas que profundicen en la desaparición de las causas de la desigualdad, que pongan en el centro de la acción la vida y vivirla en igualdad sin la esclavitud de la precariedad, de las dobles jornadas y sin la amenaza de las agresiones machistas.

Convocada la segunda fase del XX Congreso del PCE para los días 24, 25 y 26 de noviembre
Nosotros comunistas hemos vivido muchas experiencias políticas en diferentes países y hemos aprendido a valorizar, quizás mejor que otros, lo que representan todas las fuerzas en presencia y la necesidad de contar con todas ellas en la construcción de una España democrática.

Nuestra teoría y nuestra práctica surgen y nacen de la vida y de los hechos y no de elucubraciones seudoteóricas de gabinete. 


Dolores Ibárruri, 1975, Discurso de clausura de la Segunda Conferencia del PCE


El Comité Federal del PCE ha aprobado la celebración de la segunda fase del XX Congreso para los días 24, 25 y 26 de noviembre. Aprobación que ha ido acompañada de los ejes de trabajo para preparar los materiales, entre los que se incluye la elaboración de un manifiesto programa de PCE como una contribución a la necesaria realidad del comunismo en el momento actual y la de un documento organizativo sobre el modelo de partido que necesitamos en esta fase. 

Un proceso en el que la militancia va a jugar un papel especial, puesto que previo a la redacción de los documentos por la comisión encargada por el C.F. han podido aportar en los debates de las agrupaciones sobre los temas propuestos por la comisión e incluso ampliar los temas a debate. 

En el plano político, el Comité Federal aprobó también que nuestro objetivo es buscar la más amplia unidad popular en torno a un programa de mínimos que agrupe a quienes no asumen las políticas de recortes y austeridad, de reformas antisociales y autoritarias. Y hacerlo en un espacio común en el que confluyamos quienes estamos dispuestos a dar la batalla por un proyecto de Nueva Sociedad más social, igualitaria, democrática y justa, un espacio en el que ecologistas, sindicalistas, activistas sociales, luchemos conjuntamente en la calle y construyamos un referente electoral con voluntad de ganar.

De la Revolución Socialista de 1917 al capitalismo global del 2017

De mes en mes/febrero 2017
Mundo Obrero

Con la celebración del IV Foro de MO “De la Revolución soviética al capitalismo global” se inicia desde el PCE y Mundo Obrero el conjunto de actividades de este año 2017 para la conmemoración de los hechos históricos que conmocionaron al mundo a principios del siglo pasado y que cambiaron la historia de la humanidad, cambiaron la hegemonía capitalista y que tuvo en aquel momento un contrapoder al servicio de la clase trabajadora. José Manuel Mariscal y Julio Anguita abrieron con sus intervenciones -publicadas en este número y completas en Mundo Obrero Digital- esta importante fase de reflexión, análisis y aprendizaje para la acción sobre la Revolución Socialista de Octubre, y cómo aplicamos sus enseñanzas en el momento político actual para avanzar en el camino del Socialismo en el Siglo XXI.

100 años después de aquel importante hecho histórico en el que las clases populares y trabajadoras tomaron el poder, queremos reflexionar sobre la revolución burguesa de febrero que hizo caer al Zar y la creación de un gobierno provisional que quería instaurar un “sistema zarista” sin el Zar, pero con el mismo objetivo político: explotar a las masas obreras y entregar la riqueza de Rusia al capital internacional de Francia, Reino Unido y los EE.UU. Cuestión esta aprovechada por Lenin para plantear las Tesis de Abril como paso hacia la revolución obrera y la caída del gobierno provisional, dando un papel esencial a los “Soviets” donde el partido Bolchevique era minoría consciente de la capacidad de “dirección” de los cuadros del partido en todos los frentes. 

Dolores Ibárruri en su libro “De Febrero a octubre de 1917. En el 50 aniversario de la revolución socialista” (Colección Ebro, 1967), hace una similitud de esta fase de la revolución con la época del Frente Popular. Pero es más, añade una reflexión que por su vigencia queremos traer a colación: Cada pueblo y cada país, apoyándose en la experiencia soviética, puede aportar muchos elementos nuevos en las formas y medios de transición del capitalismo al socialismo.

Porque salvando las distancias históricas, las condiciones nuevas y los actores del momento, las preguntas a hacerse pueden ser: ¿Existen las condiciones históricas materiales para un proceso de este calibre en nuestro país? ¿El capitalismo y el imperialismo tienen hoy condiciones de dominio y hegemonía como a principios de siglo? Y la última, ¿existen bloques organizados capaces de iniciar el proceso histórico de cambio? A estas preguntas y a muchas más son a las que, si queremos iniciar un proceso de rebelión democrática debemos dar respuesta y a las que queremos dar respuesta desde el PCE en esta conmemoración del centenario de la Revolución Socialista.

En la carta sobre la celebración del centenario nuestro Secretario General nos recuerda que iniciamos un año histórico por la conmemoración del centenario de la Revolución Soviética y todo ello para un Partido que se reivindica su heredero, tiene una dimensión que trasciende la simple celebración histórica, por ello nos debe servir para realizar un análisis de la dimensión que supuso, pero sobre todo debe servir para poner en valor lo que hoy tienen de vigencia sus enseñanzas. Y añade que recordemos que la insurrección proletaria de octubre de 1917, fue la acción planificada, organizada y dirigida por un partido revolucionario de nuevo tipo que supo tomar la iniciativa que las circunstancias históricas exigían en aquel momento: el Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia (Bolchevique), organizado y dirigido por Lenin y formado por la vanguardia más consciente del proletariado ruso. Continúa Centella diciendo que la gran obra de Lenin fue conjugar la teoría revolucionaria, el análisis de la realidad objetiva de la Rusia Zarista, pero sobre todo fue la transformación del Partido Bolchevique, un partido organizado en función de conseguir el objetivo que pretendía alcanzar, dirigir al pueblo en la lucha por la revolución socialista. Todo esto tiene la importancia de trabajar para reforzar ideológica y organizativamente al Partido, en un año en el que vamos a celebrar nuestro XX Congreso (II Fase), para que juegue el papel que históricamente y en esta coyuntura concreta está llamado a realizar, que no es otro que ser un actor principal en el proceso de rebelión democrática para la construcción de un nuevo país.

En una situación de tensión social en la que se agrandan las diferencias entre los capitalistas y la clase trabajadora que es desposeída de derechos conseguidos con años de lucha, la corrupción del sistema capitalista camina sin coste político alguno para los que roban lo que es de todas, en la que el gobierno protege los intereses de las grandes empresas (como hemos visto con el tema de clausulas suelo y el precio de la electricidad), un sistema económico y social que ataca a la clases populares y trabajadoras instaurando la precariedad y la pobreza como forma de vida, arremetiendo contra los sectores más vulnerables como los pensionistas, las mujeres y los jóvenes, por citar algunas de las características del sistema capitalista español. Se están generando multitud de conflictos a través de actores sociales –en los que posiblemente no seamos mayoría- que luchan por otro modelo de sociedad y que en muchos casos necesitan de la dirección adecuada para ir transformando la sociedad, a pequeños pasos sí, nuestro objetivo es que el camino sea el del socialismo. Hay movilizaciones que reflejan esa tensión y se traducen en conflicto, ese es nuestro campo de juego.

2017

De mes en mes/enero 2017
Mundo Obrero

Ha pasado un siglo desde que se produjeran los hechos históricos de la Revolución Socialista de Octubre en Rusia que cambiaron el mundo a principios de siglo XX, y tras ellos la historia de las relaciones entre los oprimidos y los explotadores no serían las mismas, abriendo las puertas a cambios extraordinarios en el capitalismo mundial en favor de las clase trabajadora y la libertad de los pueblos. El PCE como hijo de la revolución de octubre celebrará durante todo el año el centenario.

El terrorismo fascista asesina en Atocha a luchadores por la libertad

A estos extraordinarios hechos nos referiremos más adelante, no sin antes reseñar otro momento histórico para el PCE, como son los asesinatos de los y las camaradas abogados laboralistas de Atocha por el terrorismo fascista sucedidos el 24 de enero de 1977. Así lo exponía Mundo Obrero el 27 de enero: La gran conspiración fascista contra el pueblo y la democracia ha recurrido, una vez más al crimen. Y una vez más la provocación del secuestro político. Detrás de los asesinos de “Cristo Rey” de los “Apostólicos Anticomunistas” de los provocadores que se enmascaran, están conocidas fuerzas prestas, una vez más, a sacrificar a España para salvaguardar sórdidos intereses. Y están servicios internacionales especializados en la instalación y el sostén de dictaduras terroristas.

Las y los abogados que sufrieron el atentado de Atocha fueron mártires por la libertad y la defensa de las clases oprimidas y trabajadoras. Su ejemplo de lucha fue la constante del Partido y sus militantes en la defensa de las libertadas y de la clase trabajadora. Por ello siempre estarán en nuestro recuerdo y nunca olvidaremos a quienes expusieron sus vida por las libertades. 

Al PCE lo legalizaron sus militantes en la calle y en la sociedad

Y también conmemoramos el 40 aniversario de la legalización del Partido, acaecida el 9 de abril de 1977, tres meses después de los sangrientos asesinatos de Atocha, en el llamado “Sábado Santo”, por hacerse público ese día. Sobre estos hechos y el debate de la transición o régimen del 78, como se denomina a este periodo de la historia de nuestro país se han expresado en las últimas semanas varias opiniones, ninguna de ellas por parte del PCE, en las que según quién, escora el tema a sus intereses. Nadie duda de que el PCE fue el Partido que más lucho contra el régimen de terror de Franco, quien más lucho por las libertades en este país; quien dude lo hace desde una posición de miseria intelectual, por todas esas luchas el Partido estaba presente en las huelgas, manifestaciones, en los tajos, en la universidad, en la calle, dirigiendo asociaciones y todo el mundo lo sabía. Su legalización fue darle carta de naturaleza a algo que el Partido y el trabajo de sus militantes habían conseguido.

En esa lucha los y las comunistas nos dejamos muchos muertos, presos, torturados, represaliados, exiliados, etc. Como también en los últimos años del franquismo y del tardo franquismo fue el Partido el que organizaba la resistencia contra la opresión y la injusticia, en los despachos laboralistas no sólo se defendía a los trabajadores sino que se organizaba la protesta y la rebelión y los sucesos de Atocha fueron la respuesta de quienes se resistían a que en este país hubiera libertades. 

El manido debate sobre la transición

Sobre el debate de la transición el PCE ha hecho su revisión y su autocrítica. Así, en 1996, en la Fiesta del PCE, el entonces secretario general Julio Anguita, en un discurso con una alta repercusión mediática y política en su momento, denunció el incumplimiento del pacto constitucional por parte de los distintos gobiernos de UCD, el PSOE y de los poderes fácticos y proclamó la ruptura con el consenso constitucional apostando por la República como propuesta que construyese un país de justicia, igualdad y derechos para las clases trabajadoras (http://goo.gl/m4yGLE). A la vez, en 2007, antes del inicio de la crisis fraude, Paco Frutos, Secretario General presentó un informe al Comité Federal en el que asumiendo críticas sobre el proceso, situaba al Partido en una propuesta de construcción de un nuevo marco político y social contra el bipartidismo y el capitalismo español en una estrategia de ruptura democrática (http://goo.gl/CDlhhZ). Propuestas en las que el PCE ha ido profundizando en estos años y que José Luis Centella ha enmarcado en la ruptura democrática para un Nuevo País.

Los hechos son propios del momento en el que toca vivir. Nosotros recordamos a quienes dieron su vida por la libertad, a las y los represaliados, a quienes durante estos cuarenta años con su lucha han estado cuestionando este sistema en los sindicatos, en las asociaciones, en las calles, en las movilizaciones, al igual que hoy hace la militancia del Partido en el ámbito en el que se encuentre en cada momento. Miramos al pasado para aprender y avanzar hacia un futuro en el que la clase trabajadora y la mayoría social tengan el poder y capacidad de decidir su futuro como hace 100 años lo escribió el pueblo ruso.

Aprender del hecho histórico más importante del siglo XX para avanzar en el siglo XXI

Dolores Ibárruri escribía en el 50 aniversario de la Revolución Socialista Rusa en las páginas del libro “De febrero a octubre de 1917” (Colección Ebro, 1977): “La victoria revolucionaria de Octubre de 1917, marca una línea divisoria, indeleble, entre dos vertientes históricas, entre dos mundos, entre dos épocas… La victoria de la revolución democrático-burguesa de febrero, y su entrelazamiento con la dictadura democrática de los obreros y de los campesinos, ejercida y representada por los Soviets, era el umbral, el prologo inevitable del Octubre Socialista”.

Dolores, a continuación, describe las luchas desde el levantamiento de diciembre de 1825 de un grupo de oficiales de Ejercito Zarista, la luchas campesinas de 1861, la revolución de 1905, la huelgas de 1912 en la Región de Lena y las penalidades de la guerra imperialista con el levantamiento de los obreros en los centros industriales más importantes de todo el país, así como las condiciones del capitalismo ruso que llevan a los hechos históricos de 1917. Una situación de convulsión social y política que fue la antesala del octubre revolucionario. Cada tiempo tiene la suya, puede que la crisis que vivimos sea históricamente un chispazo para una necesaria llama que impulse cambios en la senda del socialismo.

La pregunta que mucha gente se hace es si es posible que en el siglo XXI puedan darse hechos como los del octubre socialista. Posiblemente la respuesta estará en función de quién la dé. Nosotros y nosotras comunistas queremos celebrar este centenario para reflexionar, aprender y en su caso poner en práctica esas enseñanzas en la actual coyuntura histórica, así tanto el PCE como Mundo Obrero vamos a dedicar tiempo, espacio y todos los esfuerzos a esta tarea.

Unidad para abordar el nuevo ciclo político y social


De mes en mes/diciembre 2016
Mundo Obrero


El fin de un ciclo

Con el fin de año de 2016 llegamos a la culminación del ciclo electoral y político intenso que dio comienzo en mayo de 2014 con las Elecciones Europeas y culmina con la investidura de Mariano Rajoy como presidente del gobierno y la continuidad del Partido Popular en el gobierno con el apoyo activo de Ciudadanos y el apoyo pasivo del Partido Socialista Obrero Español.

Entre medias, en estos treinta y dos meses han pasado muchas cosas y han cambiado también muchas otras, no tantas como nosotros queríamos, ni tampoco muchas de las que esperamos, a la vez han cambiado algunas de las que pensamos no era previsible que sucedieran. El régimen ha quedado debilitado pero no ha sucumbido a los envites de las fuerzas sociales y políticas alternativas, eso sí, intenta regenerarse en unas condiciones de debilidad y contradictorias entre los elementos que lo componen. Las fuerzas alternativas no han avanzado lo suficiente para hacer caer el régimen, el deseo formulado y no conseguido de cambio a través solo de las urnas ha supuesto una especie de frustración social que se nota en la desmovilización, una movilización que parece empezar a resurgir, a la vez que en este nuevo escenario las fuerzas alternativas, la izquierda y nosotros mismos como PCE e IU nos encontramos inmersos en un debate, casi existencial, de cómo, cuándo y con quién abordar el futuro.

Con el fin de año se nos han ido dos grandes, Marcos Ana y Fidel Castro. Ambos son referentes de los comunistas, gentes de progreso, luchadores por la libertad y por un mundo más justo y más humano. Ambos con su ejemplo de lucha y vida nos enseñan el camino, todas y todos tenemos mucho que aprender y que practicar, queremos en sus figuras reconocer a todas y todos los que nos han dejado y en los que también nos reconocemos. 

Se inicia otro ciclo

La crisis-fraude fruto del llamado capitalismo de casino, la corrupción y la especulación en todos sus ordenes que se fue larvando durante el mandato de los partidos del régimen bipartidista monárquico (PSOE-PP) y la preeminencia de sus iguales en Europa y el resto del Mundo, salvo excepciones honrosas, y que proyectó los primeros síntomas a finales de 2007 –de los que en Mundo Obrero dimos cumplida información- y que dio la cara en 2008, no ha acabado. Podemos decir que ha mutado, sus efectos son menos conocidos pero igual de dañinos. El actual régimen tripartidista ha hecho un gesto gatopardiano, una campaña de publicidad política en la que parece que todo ha cambiado, pero en definitiva todo sigue igual, el IBEX 35 y las instituciones internacionales son las que marcan el paso a seguir, son los que mandan en España.

Hoy, el dominio de los medios de comunicación del sistema capitalista español al paso marcado por los “amos” del dinero nos quiere hacer ver que la crisis-fraude se ha superado y que lo peor ya pasó, pero sabemos que la realidad es otra. Sin ser exhaustivos los datos demuestran todo lo contrario, la brecha entre ricos y pobres, entre los que más tienen y los que menos se ha agrandado, la precariedad y la pobreza han venido para quedarse en amplias capas de la sociedad, desde el proletariado a las llamadas clases medias, pasando por el pequeño y mediano empresario, todo para que una minoría privilegiada y arcaica siga acumulando riqueza por el saqueo al resto.

La seña de identidad del régimen tripartidista (neoliberal y monárquico) es la precariedad, que se inicia en el trabajo con bajos salarios y unas condiciones laborales indignas para el ser humano, llegando a crear la figura del “trabador/a pobre” que tiene trabajo pero no llega a fin de mes con las necesidades básicas cubiertas. Marx y Engels en el Manifiesto del Partido Comunista (1848) expresan las condiciones de los trabajadores de aquella época en dos párrafos, ilustrativos hoy de lo arcaico de las políticas capitalistas españolas: “Por tanto, lo que cuesta hoy en día el obrero se reduce poco más o menos a los medios de subsistencia indispensables para vivir y para perpetuar su linaje”. Y el otro párrafo “Una vez que el obrero ha sufrido la explotación del fabricante y ha recibido el salario en metálico, se convierte en victima de otros elementos de la burguesía: el casero, el tendero, el prestamista, etc.”

A partir de esta situación y otra peor como es no tener trabajo ni prestación básica se produce en cascada lo que llamamos precariedad social o pobreza, de la que el 30% de la población española está en riesgo. Así, mientras los bancos y las grandes empresas anuncian beneficios, la mayoría social no puede pagar una vivienda, no puede alimentarse en condiciones saludables, no tiene recursos para pagar los servicios básicos (luz, gas, agua, transporte, comunicaciones, etc.) no puede acceder al ocio y el deporte, a la cultura, en definitiva llevar una vida digna. 

Cómo afrontar esta nueva etapa

En este año 2017 que comienza celebramos el centenario de la Revolución Socialista de Octubre en Rusia. De la lectura de los textos entre otros de Dolores Ibárruri, de Pepe Díaz y fundamentalmente de la obra de Lenin podemos aprender que sin una correlación de fuerzas a favor de las clases populares no es posible un cambio real, una evolución social y política que transforme sus condiciones reales. Para lo anterior es necesario ir construyendo hegemonía gramschiana en lo cultural y lo político, es necesario lo que el PCE lleva décadas definiendo como el bloque social y político capaz de tomar el poder a favor de las clases necesitadas frente a los poderosos amos del dinero. Y en todo ello la movilización adquiere, estos 32 meses son una prueba reciente, un papel primordial de primer orden. 
Para ello, debemos tener claras las bases políticas, como el reparto de la riqueza e ir contra la precariedad en todos los órdenes de la vida, unas bases económicas y laborales que lo posibiliten consolidando derechos en una nueva constitución, un nuevo marco de representación política proporcional y participativo, una política fiscal que dé cobertura a las medidas, el respeto a los derechos humanos y al medio natural que es la casa de todos, entre otras. 

Derrotar al régimen y construir otra realidad

Cien años hace que el mundo conoció otra forma de vivir tras la Revolución de Octubre: derechos de la mujer, de los trabajadores, reparto de la riqueza, libertades como el divorcio, lucha contra el imperialismo y por la paz, las pensiones, la protección social, vivienda, trabajo, etc., todo ello y más lo trajo la Revolución Socialista de Octubre. Debemos mirar atrás para volver a coger el rumbo del socialismo. Aprender, que no copiar, de los procesos libertadores de América Latina y de su lucha contra el imperio. En nuestros debates de futuro deben estar estas experiencias.

En este nuevo ciclo tenemos debates y contradicciones lógicas, son realidades nuevas a viejos problemas y tenemos distintas visiones de ellos, el debate es necesario, como lo es la unidad de acción de los comunistas en torno a las decisiones de los congresos y de los órganos de dirección, situarse contra ellos es situarse fuera del partido. Hoy es más necesaria que nunca la unidad de los y las comunistas, las y los militantes no nos lo van a perdonar y la clase obrera tampoco. 

El PCE e IU pueden, deben y quieren jugar un papel de primer orden, un papel de liderazgo en esta nueva etapa para derrotar al régimen, desde su propia identidad e historia, teniendo como referente los intereses de la clase trabajadora. Lo hemos escrito muchas veces en estas páginas, que nadie nos confunda con intereses cortoplacistas. Hoy la mayoría social y la clase trabajadora reclama soluciones a sus problemas, el PCE e IU aportan esas soluciones, porque el partido no tiene más intereses que los de la clase trabajadora, no es ajena a ella, formamos parte de ella, organizados y organizadas con ella derrotaremos al régimen. Lo demás, ilusiones.

miércoles, diciembre 07, 2016

Cobardia Politica. La respuesta


El ex secretario general del PCE Paco Frutos ha tenido a bien dedicarnos un rato de su valioso tiempo y como le caracteriza unas amables líneas a la dirección del partido y en concreto a tres miembros de la misma el secretario general, el secretario de organización y a mi insignificante persona, cuestión esta que me llena de gozo y emoción porque una persona a la que hasta ayer, a pesar de las diferencias, he respetado, con su “altura” intelectual y bajeza moral actual me haya tenido en cuenta en sus pensamientos.

El libelo al que hago referencia lo titula “La cobardía política” a propósito, según él, de la decisión de la dirección del partido de que no escriba en el periódico de su partido al que en otros libelos previos denigra. El mismo medio que durante años le ha permitido expresar sus opiniones aunque estas estuvieran en contra de los acuerdos democráticos de los órganos de dirección, esos mismos órganos que él de forma voluntaria ha abandonado y en los que no expresa sus opiniones y que escondido detrás de la pantalla de su ordenador luego publica en las redes sociales ¿esto no es Cobardía Política?

Ese mismo medio que mes tras mes le comunica la extensión de su columna haciendo caso omiso como queriendo ocupar el espacio en el papel que tienen asignado otras y otros compañeros, trasladando el trabajo de síntesis que él tiene que realizar a los ya abrumados camaradas que trabajan en Mundo Obrero, por eso en el último número de noviembre nos vimos obligados a prescindir de su columna, previa comunicación lógicamente.

Fráncico Frutos Gras, quien según dicen las crónicas de la época, en el IX congreso del PCE defendió las tesis del leninismo brillante y lucidamente, no ha aprendido nada de las lecciones de Lenin, ni de lo que significa eso que él que siempre ha defendido de la organicidad o sea el centralismo democrático, que en otros tiempos exigía a otros, en aquel congreso perdió la enmienda frente a Simón Sánchez Montero y Santiago Carrillo, de este último parece que lleva el mismo camino salir mal del Partido haciendo todo el daño posible, a pesar de haber sido su máximo dirigente. Francisco Frutos Gras en reiteradas ocasiones ha reivindicado la responsabilidad de Cultura el PCE y a lo más que ha llegado con ella es a tener tal titulo en la tarjeta de visita, el fruto de su trabajo fue el desierto en las relaciones con el mundo de la cultura.

En el libelo mencionado, como en otros anteriores, ataca a las decisiones tomadas de forma democrática en los órganos de dirección del partido, insulta, denigra, menosprecia, amenaza utilizando un matonismo barriobajero, insulta por celos a otros camaradas que has demostrado un trabajo constante frente a su actitud al trabajo proporcionalmente inversa a su expandido ego. Libelos en los que trasmite las frustraciones de su etapa como dirigente político y que no merecen más comentarios.

Si, todavía camarada Francisco Frutos Gras, hemos debatido la reestructuración de Mundo Obrero en esta nueva etapa y una de las cuestiones ha sido incluir a más camaradas mujeres en la columnas de opinión, para ello muchos de los que hoy escriben deben de dejar hueco, al menos una vez cada dos meses, ese es el acuerdo, estábamos en la gestión del mismo, la gestión de la comunicación de la decisión era otra historia, pero gracias, aun camarada, por hacernos fácil el trabajo.

Tras los ataques a este periódico, al partido, a mi insignificante persona ya estoy acostumbrado, creo que no eres digno para seguir utilizando un Mundo Obrero que denigras y desprecias, así como a los y las que trabajamos en él, que es el medio del Partido al que de forma constante insultas y atacas.

Por todo ello, te liberamos de esta pesada carga que es para ti poner tu excelso nombre en tan mediocre e indigno periódico, según tus propias afirmaciones.
Que te vaya bonito allí donde te dejen extender tu mísera basura.

Ginés Fernández González
Director de Mundo Obrero

martes, noviembre 22, 2016

¿Hay algo nuevo en el horizonte?

De mes en mes/noviembre 2016
Mundo Obrero

La pregunta que puede hacerse un ciudadano o una ciudadana en este momento tras la intensa propaganda de los medios de comunicación del sistema es si hay algo nuevo en el horizonte tras los últimos acontecimientos. Y esto es así en la medida que la propaganda oficial del régimen está empeñada en convencernos que hay recuperación y que las cosas son como antes de la crisis. Pero los datos demuestran que esto no es así y, por otro lado, que hay un nuevo gobierno y una nueva situación política que el Partido Popular ha tomado nota. Otra vez los datos demuestran que no es tan de esa forma y que solo es una campaña de los poderes económicos, mediáticos y políticos conservadores para regenerar el régimen bipartidista monárquico.

¿Hay recuperación? En cierto modo sí, pero esa recuperación lo es para los que más tienen y que los datos dicen que se ha agrandado la brecha entre los que más tienen y los que menos tienen, pero para el resto de la sociedad y de la clase trabajadora los salarios han caído durante la crisis, los contratos que se hacen son en precario y sin garantía de un empleo estable, la cobertura de desempleo ha caído y solo el 54% de las personas desempleadas tienen dicha cobertura. La pobreza se sitúa en torno al 30% afectando de forma especial a los jóvenes y a las mujeres que a la vez sufren los efectos de las peores condiciones laborales, se ha instaurado la figura del trabajador pobre porque tener un trabajo no es garantía de salir de la situación de precariedad económica y social, siguen los desahucios y el problema de la vivienda mientras el PP ha entregado las viviendas sociales a precio de saldo a los fondos buitre. El sistema de garantías y protección social no cubre las necesidades de la sociedad mientras que se rescata a los bancos que no devuelven el dinero; a los ayuntamientos se les impide hacer políticas favorables a los ciudadanos mientras se favorece con la deuda a la gran banca, etc. Pero esto que puede parecer, y así nos lo venden los medios, una cuestión fruto de la crisis del capital, es un modelo que tiene como característica la precariedad y el empobrecimiento de la mayoría social para el enriquecimiento de una minoría privilegiada.

¿Hay algo nuevo en la situación política? Más allá de la imagen que se ha querido trasmitir, lo nuevo es la construcción de la gran coalición en “diferido” tras el apoyo del PSOE a la constitución de un nuevo gobierno del Partido Popular de Mariano Rajoy. Además de una traición al electorado es un golpe a la construcción de una alternativa a la derecha en nuestro país. El acuerdo de investidura con Ciudadanos es una profundización en las políticas neoliberales, eso sí, vestidas de regeneración, es una profundización en dar más poder al empresariado español de cultura del paleolítico democrático en este país.

Como ha manifestado el Coordinador Federal de IU, Alberto Garzón, el PSOE y Ciudadanos se verán de forma permanente chantajeados por Rajoy con la amenaza de unas nuevas elecciones, para así aceptar la “quina” de nuevas medidas de recortes que marcarán aquellos que no se presentan a las elecciones, los dictados del IBEX 35.

Con la elección de un presidente de la derecha se ha cerrado el ciclo electoral, se ha garantizado la gobernabilidad, en cierto modo menos cómoda que la legislatura anterior con un parlamento diferente donde en teoría se sientan representantes de programas diferentes y alternativos a los del partido que ostenta el gobierno y está por ver la gestión que de ello se haga. En esta situación, lo nuevo es ganar espacio para la gente, para los y las que sufren los efectos de las políticas neoliberales y depredadoras de las condiciones sociales y que incumplen los derechos humanos. Porque tal y como se expresa en la solemne declaración de los Derechos Humanos “Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”, en nuestro país hay derechos del ser humano que no se respetan y nos deja a la mayoría social el recurso a la movilización y al conflicto para la defensa de los derechos que son inherentes por el simple derecho de nacer.

Como hemos teorizado en el PCE, para esta fase, solo desde el conflicto, de nuestra implicación del conflicto, desde la defensa del conflicto como herramienta para poner encima de la mesa las contradicciones del capitalismo sumaremos a la construcción de la alternativa a amplias capas de la sociedad que hoy todavía, por muchos y varios motivos, no han despertado del sueño soporífico del neoliberalismo de propaganda y latrocinio que representa el PP y Ciudadanos, y de una socialdemocracia o social-liberalismo, Zapatero dixit, que representa en España el PSOE.

martes, noviembre 15, 2016

Frente a la precariedad, un nuevo relato alternativo por el empleo y una vida digna

De mes en mes/octubre 2016
Mundo Obrero

Estamos en un momento en el que la crisis de régimen ha dado un vuelco con la revuelta en el PSOE que se ha saldado con la “dimisión” de Pedro Sánchez de la Secretaría General del PSOE -revuelta en la que Felipe González, adalid del neoliberalismo, ha tenido mucho que ver-, en pos de una salida a la crisis de gobernabilidad que los partidos del llamado bipartidismo no están sabiendo solucionar.

En estos momentos se está decidiendo cómo se resuelve la crisis de gobierno. La contradicción fundamental está entre la posibilidad de que se forme un gobierno desde la coherencia de los programas que se presentaron a las pasadas elecciones o que se configure un gobierno contra-natura en base a un pacto del PSOE y PP que permita la continuidad de Mariano Rajoy como Presidente del Gobierno y todo apunta a que en los próximos días la salida será por esta última opción. Una vez más se consumará la traición del PSOE a la clase obrera de nuestro país.

Frente a las campañas mediáticas que defienden el “Pacto de Estado” Felipe G.-Margallo por el que el PSOE mantendría a Mariano Rajoy en el Gobierno, y que a la vez tratan de desacreditar la posibilidad constitucional de un gobierno alternativo al PP, hay que poner de manifiesto que en las elecciones de junio de 2016 la mayoría de votos, en función de las propuestas programáticas, fueron contrarios a las políticas del Partido Popular y que por ello, en estos momentos, existen en el Congreso suficientes escaños para recuperar los derechos civiles, sociales, laborales que el PP recortó en la pasada legislatura. Obvio recordar que frente al sentimiento autocrático de estos medios y mensajes el PP no ganó las elecciones para gobernar; la mayoría del Parlamento, que es quien elige al gobierno, es contrario al PP.

En el día de hoy existen más de 176 diputadas y diputados que se han comprometido con el electorado a derogar las reformas laborales del Partido Popular, la LOMCE, la ley Mordaza, etc., que hay mayoría suficiente para abrir una Comisión de Investigación parlamentaria que llegue al fondo de la financiación del PP, que cada vez es más evidente fue irregular. Otra cosa es que el golpe de palacio en Ferraz cambie el sentido del voto de los electores socialistas, cuestión grave y que debe afectar a la credibilidad de la socialdemocracia o social liberales que gustaba decir a Zapatero.

En el momento en que cada partido tiene que decidir sobre qué posición toma, el aparato del régimen, los poderes económicos, mediáticos y la monarquía, con Felipe González a la cabeza, han perpetrado una situación de crisis en el PSOE y con ella se pone de manifiesto cómo las fuerzas del régimen están dispuestas a todo, incluso explosionar partidos, para crear las condiciones necesarias con las que hacer posible un Gobierno a su medida, un gobierno de las fuerzas del régimen que consolide los recortes y ajustes realizados por Mariano Rajoy entre 2011 y 2015 y oculte la corrupción que ha sufrido el Estado durante más de 20 años.

Todo lo anterior demuestra que se ha minusvalorado la capacidad del régimen bipartidista monárquico para su recuperación. Desde el PCE hemos teorizado que hay que pasar del asalto a los cielos a una etapa de asedio al régimen, para ello es necesario que no se imponga la paz social, que el régimen necesita para recomponerse, y esta acción debe estar protagonizada por quienes sufren en mayor medida los efectos de esta estafa llamada crisis. Es desde el movimiento obrero, desde la juventud y la mujer los que están llamados a este nuevo empuje para construir un nuevo país, como un primer paso para poner fin a una etapa de recortes y ajustes y recuperar lo que con la excusa de la crisis se le ha robado a la clase obrera y las capas populares.

Hay que seguir denunciando que los gobiernos no los pueden dominar quienes no se presentan a las elecciones y tratan de mover los hilos para conseguir gobiernos sumisos a los intereses de quienes quieren seguir manteniendo sus privilegios a costa del sufrimiento de la mayoría de la población.

Por ello hay que poner en marcha una ofensiva, una propuesta por los derechos de la mayoría social. Estos derechos son contrarios a las políticas de precariedad que nos imponen a la clase trabajadora los gobiernos, núcleo central de sus políticas, puesto que nos dan lo justo para subsistir e hipotecan a la mayoría social a la realización de jornadas laborales del siglo XIX para poder sacar adelante a las familias con unos salarios y unas condiciones laborales deplorables, llevando a una parte importante de la población a la pobreza y la exclusión. Esta iniciativa tiene que ir contra estas políticas y a favor de un empleo y una vida digna.

Finalmente, desde el PCE creemos que es el momento de ilusionar a la mayoría social, de que es real la posibilidad de conseguir cambiar las cosas desde la lucha social y el trabajo institucional. Para ello estamos comprometidos con la construcción de un relato alternativo de futuro al que nos quieren imponer desde los partidos, los medios y los voceros del sistema. Se trata ahora de que cada organización y colectivo en el ámbito de sus competencias sea capaz de asumir sus responsabilidades. Ahora más que nunca es necesario abrir un proceso constituyente que pueda construir un proyecto de Nuevo País.

La propuesta comunista para articular el proceso de ruptura

De mes en mes/Julio, agosto, septiembre 2016
Mundo Obrero 

Tras varios meses sin poder estar con vosotros por cuestiones de carácter económico Mundo Obrero (publicamos en este número una carta con los motivos que nos ha llevado a esta circunstancia), vuelve a salir de cara a la fiesta del PCE de este año, una Fiesta importante que va a realizar su actividad sobre la propuesta comunista para articular el proceso de ruptura o revolución democrática que hemos teorizado en la primera fase de nuestros documentos.

Y lo hacemos en un momento en el que el régimen bipartidista monárquico no da solución a la crisis de gobernabilidad, fruto del enfrentamiento de los sectores que lo conforman, el continuista formado por el PP y el regeneracionista formado por el PSOE y Ciudadanos. Existen dos salidas a la crisis, por un lado la que se sustenta en una reforma del régimen del 78 para mantener el dominio del bloque que representa al capital y en el lado contrario, la que plantea la ruptura para construir un proyecto de Nuevo País.

A fecha de hoy, parece que lo más probable es la realización de unas terceras elecciones, que no deseamos, para lo que se están realizando las propuestas que puedan desalojar al PP y a Rajoy de la Moncloa provocando una situación distinta a favor de la mayoría social y de la clase trabajadora. Desde este punto de vista y dada la naturaleza de la correlación de fuerzas en el Parlamento, IU está dispuesta a propiciarlo, pero no se dan las condiciones de entrar en un gobierno.

El impulso para un cambio real en España, pasa por confrontar con este proyecto político e impulsar un proyecto de ruptura democrática y social, que se sustente en un proceso constituyente desde el que acabar con las bases materiales en las que se apoya el poder de las clases dominantes en España, y que impulse la elaboración de un nuevo marco constitucional desde el que dar forma a un proyecto en beneficio de la mayoría social trabajadora. Para ello, hay que de romper con las políticas que llevan a millones de personas al paro, a cientos de miles a perder su casa, de romper con unas instituciones salpicadas por la corrupción organizada desde el poder, de romper con quienes privan de sus derechos a millones de mujeres víctimas de un sistema patriarcal que genera violencia machista, de romper con quienes quieren mercantilizar la sanidad y la educación, con un mercado laboral en el que el trabajador no tiene derechos y con unas leyes cada vez mas represivas.

Para avanzar hacia la ruptura debemos trabajar la construcción de un Movimiento Político y Social que sea la expresión de esa amplia unidad popular en la que se reflejan muchas personas de distintas sensibilidades de la izquierda, unidas por una propuesta política de carácter rupturista y constituyente, que no debemos confundir con un frente electoral. Por ello, para nosotras y nosotros la unidad popular es un instrumento, no un fin, que tiene que desbordarse a sí mismo, como por ejemplo fue el Frente Popular en Chile.

La unidad popular es un proceso que partiendo del conflicto y con la estrategia de ruptura democrática evoluciona hacia la máxima confluencia social y política, que englobe diversos sectores afectados por la ofensiva del capital. Esto significa agrupar a otros sectores sociales, e incluso tener un carácter interclasista, agrupando sectores de la pequeña burguesía. La confluencia no puede ser exclusivamente electoral sino que debe construirse desde abajo, de manera participativa y con actores diversos, tanto organizados como no organizados.

La Fiesta del PCE va a desplegar sus debates en torno al desarrollo de los aspectos de la propuesta política que conecten con los sectores afectados por las políticas del régimen y que vayan avanzando en la correlación de fuerzas para articular el proceso de ruptura, en la medida que el ciclo político no se cierra, porque las causas que dieron origen a la movilización social y a los cambios recientes en el sistema político continúan vigentes.

viernes, septiembre 16, 2016

En defensa de la verdad. Sobre la polémica de los Premios Mundo de Mundo Obrero.

Madrid, a 16 de septiembre de 2016. 

Dicen que en las guerras la verdad es la primera víctima, de eso sabe y mucho Olga Rodríguez, que ha seguido los conflictos armados sobre el terreno y se ha jugado la vida por dar una  información independiente, con voz propia y que por la concesión del premio de Mundo Obrero a su labor como periodista se ha visto envuelta en una polémica por parte de una minoría en el ámbito del PCE sobre la base de la manipulación, la mentira y la simpleza.  Por lo que este director y no solo, sino que una importante parte de la dirección del partido siente vergüenza por estas actitudes, por lo que públicamente le pido disculpas.  

En el anterior post expliqué someramente los motivos de la concesión del premio, que igual no los desarrollé lo suficiente creyendo que no era necesario ante la evidencia de las razones y de lo escrito por ella misma en torno al tema que ha producido un ataque gratuito, desaforado y sobre unas bases que no se corresponden con la realidad, puesto que cualquier persona que siga a Olga en sus crónicas y opiniones puede ver con sinceridad que las acusaciones que se le hacen obedecen a la manipulación del peor de los estilos.

Adjunto enlace a su página de Facebook para quien de verdad quiera interesarse por su trabajo https://www.facebook.com/profile.php?id=1201592004, en vez de rebuscar alguna foto –que no fija su posición- para justificar toda esta campaña contra ella, pueda tener una información veraz, porque parafraseando un dicho “la ignorancia se quita leyendo y el sectarismo dialogando”.

En el anterior post, aclaré que los premios son de Mundo Obrero y quise remarcar la pluralidad de los mismos, haciendo alusión a las posiciones que determinadas personas, que no cuestionamos, han mantenido sobre algunos temas, por ejemplo Cuba o sobre tal o cual dirigente. No tenemos por qué estar al 100 por 100 con las opiniones de los premiados, como no lo estamos con quien escribe por ejemplo en MO y no aplicamos la censura, como ha dejado dicho Julio Anguita en este número de septiembre.

Se quiere llevar a Olga a una posición que nunca ha estado, cuando fue de las primeras en avisar de las operaciones en Siria y otros países y de que allí había ya elementos yihadistas. Ha condenado las intervenciones militares en estos y otros países, lo que posiblemente, cuando no con seguridad, le ha costado no ser contratada y en su caso vetada por medios de comunicación. Su presencia sobre el terreno ha puesto en peligro su integridad física. Ha informado de las llamadas primaveras árabes desde la perspectiva del pueblo y se ha significado por su trabajo en la información internacional, mantiene una posición de defensa de los intereses de la mayoría social frente a las políticas del neoliberalismo y se ha caracterizado por estar con la gente que sufre los efectos de estas políticas.   

Este premio es por su trabajo en la información de la crisis de los refugiados, por esa información independiente en los temas internacionales y por la cercanía al pueblo en la información de los procesos árabes. Declararla Otanista y otras lindezas es simplemente una burda manipulación. Es un referente en el ámbito de la comunicación y por todo eso este director ha creído y propuesto que debería serle reconocido su trabajo.

Vuelvo a reiterar las disculpas a Olga por verse envuelta en esta polémica y sobre todo por determinadas formas, de las que siempre he abominado en política, sobre todo entre camaradas ¿Pero cómo es  posible que quien en su familia tiene desaparecidos que militaban en el PC sea tratada de tal forma? ¿Dónde ha quedado para estas personas aquello que decíamos de nuestra fiesta de “espacio de libertad? ¿Dónde han quedado las enseñanzas de Dolores y Pepe Díaz? ¿Dónde ha quedado lo de hacer política en tiempo real? ¿Qué es esta práctica de nueva inquisición?


Desde el PCE no compartimos estas formas de Macartismo y nos hemos mostrado en contra de ellas, quiero con este escrito mostrar mi solidaridad para con ella, esperando que seamos más para que triunfe la sensatez.   

martes, septiembre 13, 2016

Los premios Mundo Obrero y la Fiesta del PCE, la controversia con una de las premiadas



Ginés Fernández González. Director de Mundo Obrero. 

Mundo Obrero hará entrega de sus primeros premios en la fiesta del PCE de este año, se culmina así, un  proyecto en el que se ha trabajado durante un año y que el pasado no se puedo realizar por la larga campaña electoral, con estos premios MO pretende reconocer el trabajo de personas, instituciones u organizaciones y que esa acción conecte con el ideario del periódico. 

Desde la dirección de MO hemos entendido que la Fiesta del PCE es un espacio inmejorable para realizar este acto, el acto en la medida que es el acto político, cultural y social más importante que el partido organiza con una gran movilización de militantes, simpatizantes y amigos, es por ello que es el momento adecuado para que el activo del partido pueda participar en el acto de entrega de los premios, pero no son los premios del PCE

Los premios Mundo Obrero nacen con el objetivo de reconocer a personas, organizaciones, colectivos, instituciones, estados, etc., que en el marco del periodo del curso político hayan  realizado una acción, propuesta, iniciativa, trayectoria, trabajo concreto, idea y otras actuaciones coincidentes con los valores de libertad, paz, solidaridad, igualdad, compromiso con la mayoría social y la clase trabajadora y contra los poderes neoliberales en la construcción de un sociedad alternativa al capitalismo y por el socialismo.

La propuesta de los premios de este año se ha realizado desde la dirección del periódico en base a cuatro categorías o ámbitos de acción y una mención especial, para estos primeros premios se han concretado en las siguientes personas y organizaciones: en el ámbito social, el Movimiento Democrático de Mujeres, por su lucha contra la prostitución, la trata de personas, la defensa del feminismo de clase, por su labor de concienciación social y de convergencia social y política contra el patriarcado capitalista. En el ámbito político, al pueblo cubano, en la persona del Presidente del Consejo de Estado, Raúl Castro, por la constancia en la defensa de la revolución que ha sido es faro de otros procesos en América Latina y mundo, así como las extraordinarias muestras de solidaridad internacional realizadas en todas las zonas del mundo. En el ámbito de la comunicación, a Olga Rodríguez, por su trabajo de información independiente en la crisis de los refugiados, por el ejemplo que con su trabajo demuestra cada día que hay otra forma de informar más cercana a la sociedad y hacer a las personas actores importantes en sus crónicas. En el ámbito de la cultura, a Lucia Socam, por su trabajo cultural y musical en recordar los valores republicanos, la memoria histórica y su compromiso con el socialismo en sus canciones, así como su compromiso con las personas que sufren los efectos de las políticas del capitalismo. Y la mención especial, a  Sol Sánchez por su magnífico trabajo en Unidad Popular y su dignidad personal y política, su labor constante y firme en la defensa de los intereses de las capas populares que sufren los efectos de esta crisis que no han creado. 

Tras la publicación del programa se ha generado una controversia por parte de una minoría en las redes sociales por el premio en comunicación a Olga Rodríguez, lo primero que hay que decir y que marca el perfil desatinado de la controversia es que estos no son los premios del PCE, son los premios de la publicación Mundo Obrero, identificar a estos premios con el PCE tiene mucho que ver, a mi juicio, con el proceso pre congresual que estamos vivimos en el partido.

Otra cuestión es el carácter de los premios, son a un trabajo concreto, acción o propuesta que se haya realizado durante el curso político de un año, y desde el punto de vista del trabajo en comunicación, como en los otros, desde la dirección de MO consideramos que el trabajo de Olga Rodríguez en cuanto a la información sobre la crisis de los refugiados y la forma de informar sobre el terreno de las zonas en conflicto merece el reconocimiento por parte de ese periódico.

No es objetivo de los premios las posiciones ideológicas u opiniones que en un determinado momento hayan protagonizado alguno de los premiados, en este caso sería muy complicado reconocer el trabajo de muchas y muchos porque en un momento se hayan posicionado de forma diferente a lo que algunos pensamos, en este caso, tampoco estoy de acuerdo con todos y todos/as los que escriben en MO y no pido que se les censure, como tampoco pido que se le quite el Premio Nobel a Saramago por sus críticas a Cuba. 

Cinco son las personas y organizaciones premiadas, en la controversia se han centrado en Olga, pero me pregunto ¿con que gafas han mirado la información? ¿No merece la pena reconocer el trabajo del MDM, de Lucia Socam, de Sol Sánchez o del pueblo Cubano? ¿Es tan nimio el reconocimiento que estas personas hacen de estas compañeras, al MDM y del pueblo cubano? ¿Acaso no merece una mención que MO, el periódico del PCE premie al pueblo cubano en la figura de Raúl Castro?

El partido ha aprobado intervenir directamente en las confluencias, siguiendo esta visión estrecha primero pediremos el pedigrí de sangre para acercarnos. Ya lo decía Lenin, el izquierdismo es la enfermedad infantil del comunismo. 

Por último, si alguien con esta campaña de desprestigio quiere situar al partido en alguna posición concreta respecto a la situación en Siria, les recomiendo que sigan leyendo el programa y verán que estará con nosotros el embajador de Siria.