martes, marzo 09, 2010

El giro a la izquierda de las políticas económicas debe potenciarlo la sociedad

Mundo Obrero/de mes en mes, marzo de 2010.

Después de dos años desde que las instituciones financieras mundiales nos metieran en la crisis más grave y de consecuencias más profundas de la historia reciente, la banca declara unos beneficios escandalosos, sus directivos se llevan grandes dividendos y las grandes empresas siguen declarando ganancias importantes. Frente a ello, son los trabajadores y trabajadoras los que están pagando las consecuencias con cierres de empresas, despidos masivos, recortes salariales, eventualidad, precariedad y pobreza, a la que cada vez se acerca más el sector joven y la mujer. Y como si esto no fuera suficiente para las grandes instituciones financieras –las mismas que no vieron venir la crisis, y si la vieron la ocultaron, con lo que demuestran su baja moral e irresponsabilidad- ahora¡ piden más con la excusa del déficit: ataques a los sistemas de protección social y recorte de los presupuestos en gasto social.

En nuestro país, mientras los sindicatos han firmado un acuerdo salarial a tres años, el gobierno no ejerce para equilibrar la balanza de ingresos del Estado mediante una reforma fiscal que haga que los que más tienen arrimen el hombro para salir de la crisis, haciendo descargar todo su peso sobre las espaldas de los trabajadores. Y la banca se escapa de rositas, salvada con dinero público que aumenta el déficit que dicen querer recortar y que pagaremos durante muchos años: asfixian a familias y pequeñas empresas y presionan y sangran a países como es el caso de Grecia.

Además, el debate sobre el déficit y los ataques al euro pone encima de la mesa, el interesado y neoliberal ingreso en la Unión Europea. Ah!!! Maastricht. Ya lo dijo IU y el PCE. Esta integración va contra los trabajadores.

Pero volviendo a nuestro país, el gobierno socialista ha propuesto un pacto para salir de la crisis. Al cierre de esta edición IU envío a la vicepresidenta primera un documento con 100 propuestas para salir de la crisis por la izquierda y le ha preguntado a Zapatero con quién va ha bailar esta pieza, si con la derecha o con la izquierda. Los antecedentes no son buenos; frente a estas decisiones, desde Felipe González hasta hoy, la decisión del PSOE ha sido clara: ha bailado con las burguesías nacionalistas.

En todo esto, el PP se siente fuerte y no declara su programa oculto. Todo un riesgo, puesto que muchos trabajadores, ante las declaraciones vacías de los peperos, creen que es la alternativa o la solución. Nada más lejos de la realidad. Es más de lo mismos. Ellos forman parte de los que han provocado la crisis con sus políticas de derechas mientras gobernaron. La iniciativa del PCE es razonable, seria y valiente a la vez, puesto que pretende superar las barreras autoimpuestas en las organizaciones de izquierda frente al capitalismo y las políticas de derecha, buscando un marco de actuación de la clase trabajadora y de las organizaciones de clase contra la derecha y la deriva socialdemócrata hacia presupuestos contrarios a los intereses de la mayoría social.

El giro a la izquierda de las políticas económicas y contra la derecha debe potenciarlo la sociedad, puesto que frente a la actitud del gobierno y del mayor partido de la oposición están los intereses de la mayoría social que es la que padece los efectos del capitalismo. La clase obrera es la que sufre los ataques de las políticas neoliberales de la derecha, las instituciones financieras y los gobiernos social-liberales. El Partido Comunista de España así lo ha entendido y su Comité Ejecutivo ha aprobado una Alternativa Social Anticapitalista (ISA), para que la crisis no la paguemos los trabajadores, si no aquellos que la han provocado. En una carta enviada por el Secretario General José Luis Centella a todas las organizaciones del Partido, el 19 de febrero, puntualizaba que “en esta Alternativa están definidas las propuestas que harían posible una salida de la crisis en positivo para la clase trabajadora, fortaleciendo en Empleo Público y los Derechos Sociales”.

Esta propuesta que será presentada a la sociedad para un trabajo de Unidad de la Izquierda por una ALTERNATIVA SOCIAL ANTICAPITALISTA A LA CRISIS, plantea un programa abierto sobre la base de las siguientes propuestas:
- Pleno Empleo, para lo que es fundamental la apuesta por el empleo público.
- Universalización de los derechos sociales exigibles por ley
- Desarrollo de los servicios públicos
- Banca pública
- Participación de los trabajadores/as en la planificación de la economía y en el control de las empresas.
- Reforma fiscal que busque dinero para financiar la salida social de la crisis y lo busque donde realmente está, en manos de la Banca y de los grandes capitales, que persiga el fraude fiscal y la economía sumergida
- Apuesta por la defensa de un modelo de desarrollo sustentado en la sostenibilidad ambiental que parta del cambio de la política energética
- Reformas legales para frenar la corrupción, acabar con los paraísos fiscales y regenerar la vida política y empresarial.

Para el PCE es en torno a esta Alternativa Social Anticapitalista (ASA), donde se debe organizar la movilización, realizar actividades para explicarla, desarrollarla y ampliarla en centros de trabajo, de estudio, en barrios y pueblos, para evitar que desde el sistema capitalista se proclame el fin de la crisis sin tener resuelta la situación de más de cuatro millones de parados/as. Esta iniciativa es también un elemento para el proceso de refundación iniciado por IU, en la medida que la búsqueda de alianzas sociales y políticas es la base del crecimiento de la izquierda alternativa, así como incardinar las 100 propuestas de IU al gobierno en la actividad de la búsqueda de una salida por la izquierda a la crisis (ambas propuestas pueden ser consultadas en la página web del PCE).

1 comentario:

Ginés Fernández González dijo...

Hay que desarrollar en profundidad la alternativa del PCE para luchar contra la crisis capitalista y eso implica una acción deccisiva de todas las organizaciones del partido.